Bolas chinas y el embarazo

Mucho se habla de las famosas bolas chinas y mucho también sobre si es bueno o no usarlas. Además de ser un juguete sexual, las bolas chinas son una opción estupenda para fortalecer el suelo pélvico ya que al ofrecer una vibración en la vagina consiguen que los músculos se activen y se contraigan, generando así una fortaleza muscular.

Como con todo en esta vida, existen profesionales que apoyan el uso de las bolas chinas durante el embarazo y otros muchos que no o hacer. Sin embargo, algo que todos conocen y reconocen es la importancia de hacer los ejercicios de Kegel durante todo el proceso del embarazo. De este modo, hablando del ejercicio y las bolas chinas, lo único que se pone en duda es el hecho de introducir algo en la vagina durante el embarazo.

Uso de las bolas chinas en el embarazo

¿Por qué usarlas durante el embarazo?

Durante mucho tiempo se ha considerado, por parte de algunos especialistas, que la incontinencia y el malestar tras el parto es algo que la mujer debe pasar ya que forma parte del embarazo. Esto es algo que no tiene sentido y mucho menos cuando, tras el parto y durante, se recomienda a la mujer embarazada que realice de forma diaria y continua los ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico.

Debido a su forma, las bolas chinas proporcionan una ayuda para fortalecer los músculos vaginales.

Debido a que en su interior contienen una bola con algo de peso –de 1 a 2 gramos de peso- hacen que la musculatura vaginal deba contraerse para conseguir mantenerlas dentro. Además de esto, al usarlas cuando nos movemos, el peso se moverá con los movimientos que se realicen consiguiendo así crear más tensión y que los músculos se contraigan más. Su uso no debe ser excesivamente prolongado ya que si no se podría provocar una contractura muscular pélvica, algo bastante desagradable.

El uso de las bolas chinas durante el embarazo es recomendable ya que, para hacer hueco al feto, los órganos y músculos de la madre se desplazan creando así una mala tensión de los mismos lo cual se resiente, sobre todo, tras el parto

Beneficios de las bolas chinas

Mayor tonificación de los músculos vaginales: Hay un endurecimiento de los músculos favoreciendo a relaciones sexuales más placenteras.

Mayor tono de la vejiga: Ayudan a prevenir y a evitar las pérdidas de orina durante todo el embarazo y el post parto. El endurecimiento de los músculos vaginales evita que haya un desprendimiento de la vejiga por lo que se evitan las pérdidas urinarias.

Menor sequedad vaginal: El uso constante de las bolas chinas ayuda a prevenir la sequedad vaginal ya que para que no se sufran daños vaginales el cuerpo se ve obligado a lubricar en exceso, produciendo así una mayor cantidad de flujo vaginal.

Menos dolores pélvicos: El hecho de fortalecer la musculatura vaginal ayuda a evitar el prolapso del útero y la vejiga, consiguiendo reducir las molestias durante las relaciones sexuales.

Ayuda en el parto: El hecho de tonificar los músculos del suelo pélvico ayuda a controlar las contracciones pélvicas, por lo que el parto natural llega a ser menos doloroso.

Usar las Bolas Chinas en el Embarazo

Cuidados a tener en cuenta

El uso durante el primer trimestre: Este es el trimestre con más riesgo de todo el embarazo, por lo que es especialmente importante consultar con el ginecólogo para saber si podemos o no usarlas.

No abusar del uso de las bolas chinas: Las mujeres lubrican de forma constante para expulsar una serie de bacterias. El uso demasiado prolongado de las bolas chinas tiene un efecto rebote ya que “tapona” la salida del flujo, lo que puede provocar infecciones. Su uso no debe superar la hora diaria.

Tener una higiene íntima constante: Las bolas chinas no son necesariamente un factor decisivo a la hora de desarrollar algún tipo de infección vaginal, sin embargo una mala higiene y limpieza de las mismas puede serlo. Lo ideal es lavar las bolas chinas antes y después de cada uso con un jabón íntimo ya que están hechos especialmente para no alterar la flora vaginal.

Usar lubricante: A la hora de usar las bolas chinas es muy importante hacerlo siempre con un buen lubricante. Durante el embarazo se recomiendan los que tienen aloe de vera para mantener la flora vaginal con un PH adecuado.

No usarlas sin supervisión: Lo principal que debemos saber si las vamos a utilizar durante el embarazo es que sea nuestro ginecólogo nos lo recomiende. No deben usarse en casos de: placenta previa, sangrados durante el embarazo o amenaza de parto prematuro. El mejor especialista para asesorar en el proceso de preparación y reparación del suelo pélvico es el fisioterapeuta especializado en esta materia. Es importante que, si no estáis convencidas de si podéis usarlas o no, consultéis con ambos profesionales.

11 marzo, 2015 / Obstetricia / Tags: , , ,

Share the Post

About the Author